Abrir una empresa en España, más complicado que en la mayoría de la UE

En España poner en marcha una empresa sigue siendo un proceso largo y costoso

A pesar de que se ha producido una mejoría en el clima empresarial en España, algunos elementos como el tiempo y el coste que supone la creación de una empresa superan la media de la Unión Europea.

Así lo revelan los datos extraídos del último informe Doing Business que elabora cada año el Banco Mundial, y donde queda constancia de que, aunque España ha mejorado en 19 puestos -ocupa en esta edición la posición número 33 del ranking-, todavía es necesaria una mejora en aspectos como el coste o los trámites necesarios a la hora de abrir una empresa. Así, mientras que en países como Portugal se necesitan únicamente tres trámites para crear una nueva empresa, o Italia donde este número asciende a cinco, en España el mismo proceso se eleva hasta una media de 9,5 trámites.

Trabas para abrir una empresa

Según el informe, existe también una gran brecha entre las diferentes Comunidades Autónomas, de tal forma que mientras La Rioja y Madrid son las Comunidades en las que resulta más sencillo

Informe Doing Business 2015

abrir un negocio, Aragón y Galicia destacan por ser las que mayores trabas presentan a la hora de poner en marcha una nueva empresa. Sin embargo, y a pesar de que España supera en media a la Unión Europea en la mayoría de elementos analizados, nuestro país se sitúa por debajo de la media en lo que se refiere a la consecución de permisos de construcción en todas las Comunidades Autónomas.

Ante estos resultados, las recomendaciones del informe para nuestro país se centran en medidas como una mayor simplificación en los trámites, una mayor transparencia en el cálculo de los aranceles notariales y registrales y la reducción de tasas municipales.