Cuba, grandes oportunidades para las pymes españolas

Tras la reanudación de las relaciones con Estados Unidos, Cuba se ha convertido en un destino más que atractivo para multitud de empresas de distintos sectores que buscan tener presencia en la isla más grande del Caribe.
Si las empresas españolas eran ya un importante referente en el sector turístico en Cuba, lo son también en otros sectores como la ingeniería, la agroalimentación, la energía o el medioambiente; sectores que parecen convertirse en clave según la perspectiva económica actual. Al respecto se refirió el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca Díaz, que destacó que la situación actual pasa por ver la inversión extranjera como una vía fundamental para que el país crezca en todos los sectores.
Con un PIB de 68’23 millones de dólares, en su mayoría aportados por el sector servicios, y un crecimiento del 4%, Cuba aspira a crecer en el entorno del 7% u 8%, para lo que cuenta con la inversión extranjera y, en concreto, con la reciente creación de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel y la nueva Ley de Inversiones. Este puerto de aguas profundas, en el que se llevó a cabo una inversión de 1.000 millones de dólares, se creó con expectativas de convertirse en un punto referente para la exportación e importación. Desde su creación en el año 2013, siete son los proyectos que han sido aprobados ya, y se prevé que esta cifra pueda aumentar incluso hasta los 20 a finales de año. Esta Zona Especial de Desarrollo de Mariel representa para las empresas españolas interesadas en la isla una gran oportunidad para desembarcar sus negocios.
España es, además, uno de los primeros socios comerciales de Cuba, con unos intercambios anuales de alrededor de 2.000 millones de dólares al año. En el sector turístico en concreto, el más explotado por las empresas españolas, estas controlan más del 90% de las habitaciones de cinco estrellas, y el 60% de las de cuatro estrellas.
Pero no solo el sector turístico es el objetivo de la inversión de las empresas españolas en la isla, ya que, según destacó el presidente de la Cámara de España, Modesto Piñeiro en el encuentro empresarial organizado recientemente por CEOE con el objetivo de dar a conocer las prioridades del gobierno cubano y reforzar la cooperación empresarial e industrial con nuestro país, “las empresas españolas están demostrando su voluntad de colaborar en la modernización de la economía cubana, y no solo las grandes, sino también las pequeñas y medianas, que tienen ya una exitosa experiencia internacional en los sectores prioritarios identificados por el gobierno cubano como son la construcción, las infraestructuras, la gestión hotelera, la industria alimentaria, el transporte o las energías renovables”.

Encuentro empresarial España-Cuba