Egipto, atractivo para la inversión española

Con una gran extensión de desierto y bañada por las aguas del Nilo, Egipto, que fuese junto con Mesopotamia la cuna de la actual civilización occidental, ofrece una gran cantidad de oportunidades de inversión para las empresas españolas, especialmente las pymes.

Perteneciente  a la Organización de Naciones Unidas y a un gran número de organismo e instituciones internacionales de carácter económico, financiero, social y cultural, Egipto ha sido y sigue siendo una potencia con capacidad de marcar la pauta en cuestiones de carácter regional e influir en la agenda internacional.

Con una población de más de 86.000.000 millones de habitantes, esel país más poblado de África, y el tercero más rico del continente en términos de PIB, con un crecimiento real del 2,2% en 2013. En una economía donde, además, el sector servicios representa prácticamente la mitad del PIB (48,5%), el país ofrece grandes oportunidades para la inversión.

Las relaciones de Egipto con la Unión Europea quedaron institucionalizadas en 2001, en el marco del Proceso de Barcelona, convirtiéndose en el punto de partida de una relación bilateral que ha supuesto y supone una gran cantidad de oportunidades como la introducción gradual de ventajas al libre comercio. Además, estas relaciones se han intensificado desde que en 2011 tuviese lugar la primavera árabe.

La buena salud de estas relaciones con la Unión Europea ha propiciado también que ésta se haya convertido en uno de sus principales clientes, alcanzando los 9.654 millones de dólares en 2013, junto con Rusia o Estados Unidos.

De estas relaciones con la Unión Europea se beneficia en gran medida también nuestro país, con el que Egipto mantiene una sólida relación tanto de carácter diplomático como económico. En este sentido, las relaciones bilaterales se han visto plasmadas en las múltiples visitas diplomáticas que las autoridades de ambos países vienen realizando desde que se iniciase la cooperación entre ambos en el año 1967. Egipto-300x199

Es visible, por tanto, que se trata de un entorno de negocios seguro y con un clima de seguridad jurídica que favorece la inversión de las empresas españolas, a la vez que les ofrece grandes oportunidades.

Así se puso de relieve recientemente con motivo de la visita a España del presidente egipcio Abdel Fatah El-Sisi.

Los empresarios españoles valoraron en esta ocasión valorar de forma muy positiva las medidas de estabilización económica y de mejora del clima de negocios que ha llevado a cabo el gobierno egipcio y que propician la inversión en el país y recordaron la gran cantidad de empresas españolas que ya se benefician de las inversiones en este país, en especial las relacionadas con energía y materiales de construcción.

En definitiva, se trata de un mercado con un gran atractivo para las empresas españolas, en mayor medida en los sectores de energía e infraestructuras, propiciado por los retos que este país debe afrontar en este ámbito.