La UE detecta obstáculos al comercio y la inversión de las empresas europeas

Con el objetivo de sensibilizar acerca de los obstáculos más significativos que restringen el comercio, y reafirmar la importancia de hacerles frente, la Comisión Europea ha presentado el quinto informe sobre los obstáculos al comercio y la inversión a los que se enfrentan las empresas de la Unión Europea en sus relaciones con sus socios estratégicos.

El informe hace un repaso de la situación actual de los mayores obstáculos que han mantenido los socios económicos estratégicos de la Unión Europea a lo largo de 2014. En ese sentido, y en relación al ámbito de las medidas sanitarias y fitosanitarias, destacan los progresos que se han realizado en países como Brasil, aunque se considera insuficientes; y se expresa la preocupación por la gran cantidad de obstáculos con los que cuenta la UE para el acceso al mercado chino por estos mismos motivos. Lisbon Strategy Seminar

Las barreras a las que las empresas europeas tienen que hacer frente en los sectores de las tecnologías de la información y los productos electrónicos son especialmente intensas en India y en China, que sigue considerando que únicamente es “segura” la tecnología de seguridad de la información creada en China.

En el caso de las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Rusia, estos obstáculos y barreras se intensifican, pues además de los asuntos pendientes en materia de sanidad y fitosanidad, la UE se enfrenta a gran cantidad de obstáculos técnicos al comercio, así como a la prohibición de los productos agrícolas y alimenticios de algunos de sus Estados miembros.

En cuanto a las herramientas con las que cuenta la Unión Europea para hacer frente a estos obstáculos al comercio y la inversión, es de especial importancia destacar el procedimiento de solución de diferencias de la OMC, que sigue siendo la principal opción cuando resultan insuficientes o fallidos otros instrumentos para hacer cumplir la normativa; así como los comités de esta misma organización, en los que la Unión Europea sigue siendo uno de los miembros más activos.

También son de gran importancia las Cumbres Internacionales, tanto las de carácter bilateral como las multilaterales, pues constituyen una herramienta importante para abordar los obstáculos específicos al comercio y la inversión.

Por último, además de la aplicación y cumplimiento de los acuerdos de libre comercio existentes, en los que la Unión Europea sigue trabajando para lograr la máxima aplicación de todos los que ya han sido celebrados, -un buen ejemplo de ello es el acuerdo de libre comercio con Corea del Sur, en vigor desde julio de 2011-; son de especial importancia las negociaciones de acuerdos de libre comercio en curso, como es el caso del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (ATCI) con Estados Unidos.

En este sentido, el tratado de libre comercio con Estados Unidos, pretende acabar con las restricciones que promueven la compra de productos estadounidenses, y aunque Estados Unidos es uno de los países con los que más obstáculos se encuentran las empresas europeas en relación a la sanidad y fitosanidad, la Comisión afirma en este informe que las negociaciones avanzan favorablemente.

Bajo un clima de incertidumbre económica y con tensiones políticas en el contexto global actual, que influyen en el riesgo de que algunos de estos obstáculos persistan o se agraven; la Comisión Europea considera de capital importancia una mayor voluntad a nivel político, así como una utilización combinada de los diferentes instrumentos de los que dispone la Unión Europea, con el objetivo de eliminar los obstáculos al comercio y la inversión con los que se encuentran las empresas europeas en el extranjero.