Mantener el pulso reformista en la Unión Europea

La Comisaria Europea de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, Elzbieta Bienkowska, visitó España recientemente para dar a conocer los primeros pasos de la agenda reformista de la nueva Comisión Europea en el ámbito de sus competencias, que afectan directamente a las pequeñas y medianas empresas. Elzbieta Bienkowska

La idea principal que intentó transmitir  es que la Comisión ha acelerado el pulso reformista para seguir caminando en la buena dirección.  El objetivo central de Bienkowska para este año son las pymes, y para apoyarlas es preciso logar un verdadero mercado único europeo eficaz e impulsar el Plan Juncker, que sin duda buscará llegar a la economía real.

Así, es necesario eliminar las barreras que en estos años de crisis algunos países de la Unión han puesto a sus mercados, para favorecer un mercado de bienes y servicios que realmente funcione. Para ello, se pondrá en marcha una estrategia de servicios para reducir los procedimientos de aquellas empresas que quieran establecerse en otros Estados miembros distintos al de su procedencia. Un ejemplo será la simplificación de los trámites burocráticos, la extensión de la digitalización y el gobierno electrónico.

Además, es fundamental apostar por la innovación y la modernización ya que si Europa no puede competir en precios tendrá que hacerlo con mejores productos.

Otro elemento relevante será el impulso al Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos. La Comisión confía en que este mismo año se alcance el tan deseado acuerdo. Actualmente son los productos químicos, los cosméticos y la automoción los sectores más “sensibles” para poder concluir las negociaciones, cuya fecha podría ser en 2015 ante la celebración de elecciones en EEUU.

Sobre este Acuerdo y su importancia para las pymes, CEPYME realizará una jornada el próximo 23 de febrero, en la que intervendrá el Jefe Negociador de la Comisión Europea para el TTIP, Ignacio García Bercero, con el objeto de dar a conocer en mayor profundidad los beneficios de este tratado.

CEPYME recuerda a la Comisión, en línea con la posición de UEAPME – la asociación europea de las pymes -, que el Plan Juncker debe apostar decididamente por las pymes en su configuración  y también volver a incluir en el programa de trabajo de 2015 de la Comisión la revisión de la SBA (Small Business Act) como una medida urgente.

Con todo esto, podremos alcanzar un 2015 próspero y con creación de empleo, para poder seguir visualizando un futuro de esperanza y progreso.