Morosidad empresarial: se reduce el período medio de pago pero aumenta la deuda comercial en mora

Desde hace aproximadamente un año, se viene apreciando un aumento de la morosidad empresarial, la causa de que muchas veces desaparezcan las empresas. Sin embargo, en este trimestre, el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial nº 10 editado por CEPYME, en colaboración con la Dirección General de Industria y de la Pyme, ha señalado un descenso de 1,4 puntos en el Índice Sintético de Morosidad Empresarial (ISME), rompiendo su citada tendencia alcista de los últimos trimestres.

El período medio de pago de las operaciones comerciales entre empresas se redujo en el segundo trimestre de este año desde los 83,4 hasta los 80,1 días, que representan el mínimo de la serie histórica (desde el primer trimestre de 2008). Por su parte, la deuda comercial en retraso de pago volvió a incrementarse, representando ya el 72,1% del total del crédito comercial.

Uno de los datos más interesantes de la  encuesta sobre morosidad que se incluye en este número del Boletín ha sido que las empresas se han visto afectadas por la ausencia de Gobierno y la situación política que España ha vivido en este último año: un 64% de las empresas consultadas ha reconocido que esto ha tenido cierto impacto sobre su actividad empresarial.Impacto de la ausencia de Gobierno en el desempeño empresarial.

Preocupa la morosidad “extrema”

Así, el informe pone de manifiesto la preocupante evolución de la denominada ‘morosidad extrema’, es decir, aquellos efectos denunciados que entran en la categoría de dudoso cobro y que han llegado a acumular casi tres años de impagos.

Si atendemos a los sectores empresariales, construcción y textil vuelven a situarse a la cola en materia de cobros, con períodos de pago de más de 30 días por encima del plazo legal. En el otro extremo, el mejor comportamiento llega de la mano de papel y artes gráficas y el sector químico, con 70,7 y 73,6 días, respectivamente.

En cuanto a las Comunidades Autónomas, el informe indica que Aragón ha perdido su tradicional puesto de comunidad con menores periodos de pago entre empresas para dejar paso a Castilla y León, aunque es Extremadura quien ocupa el último lugar en este apartado.

Por lo que respecta al stock de crédito financiero total a empresas, los datos vuelven a ser negativos en el segundo trimestre. Por un lado, el crédito de nueva concesión por importe mayor a 1 millón de euros sigue descendiendo con un registro anual del 38,1%; y, por otro lado, siendo menor a 1 millón de euros cae un 0,4%.